El mejor lugar para empezar es ir a un sitio web que albergue una amplia gama de productos de afiliados. Esas webs mantienen toda la información junta y de fácil acceso y hay mucho producto por explorar. También puedes hacerte una idea de qué áreas en particular que te gustaría concentrarse . Lo peor que puedes hacer en el marketing de afiliación es utilizar un enfoque disperso.
Ahora viene cuando cada cual hace la valoración pertinente de las palabras de Megan. Habrá quien diga que "quedarse en casa es lo mejor, porque así puedes cuidar de tus hijos y que no es para tanto porque esto lleva haciéndolo toda mujer durante siglos", y habrá quien diga que "lo mejor es trabajar, porque la mujer tiene que tener independencia económica, tiene que poder realizarse y tiene que ser feliz para que sus hijos sean también felices".

Muchos de vosotros y vosotras me preguntáis como consigo pagos o cantidades tan altas en este tipo de páginas gratuitas. Y es que debes saber que la inmensa mayoría de páginas, aplicaciones,  plataformas y negocios suelen disponer de un sistema de invitación o referidos para que des a conocer e invites a tus amigos, colegas, familiares y seguidores en redes sociales y a cambio recibirás beneficios y/o comisiones por hacerlo.


Al principio he mencionado la necesidad de contar con un plan para alcanzar el nivel de ingresos que quieres. No muchos afiliados hacen esto y es una de las razones principales por las que más personas no están haciendo mucho dinero con el marketing de afiliación. Ciertamente no por que no haya potencial , sino porque no van a aprovecharlo de la manera correcta.
Vamos, que entiendo a Megan en su confesión, pero me da la sensación de que acabó explotando cuando podría haber buscado una salida antes de ello. Se ahogó entre las paredes de su casa porque sintió que ella ya no era una prioridad, cedió por completo su tiempo cuando necesitaba un poco de respiro, y no supo cómo comunicarlo o buscar apoyo en su marido ni en otras personas. Normal que diga que si pudiera, no volvería a hacerlo.
Desde ese momento ha pasado un año en el que ha estado trabajando como escritora a tiempo completo. Un año en el que dice haberse recuperado, cumpliendo con su lado creativo y contribuyendo económicamente en casa. Además, tiene la excusa para poder decir que no está disponible en cada momento del día y puede escabullirse para almorzar con una amiga, y sus hijos la saludan "como si fuera alguien y no uno de los muebles que siempre están en casa".
Sin embargo, llegado el momento de mandar productos, el dropshipper se encarga. El mantiene el inventario en su establecimiento. Tú le mandas las órdenes que te llegan y pagas precios de mayorista por cada orden. Preparas un archivo con los cálculos y se lo envías al dropshipper vía email. El realiza las órdenes y envía la mercadería a tus clientes.
×